Skip to content Skip to footer

Una solución económica y original para facilitar la información sobre la organización a tus invitados.

ClientClient nameYear2023AuthorAuthor nameShare

Cuando nos propusieron hacer este proyecto estábamos a escasos 10 días de la ceremonia, los novios contaban con el restaurante para proporcionarles el seating plan pero no era así, por lo que nos pidieron ayuda.

UNA SOLUCIÓN RÁPIDA

Era lo que necesitábamos porque íbamos contrarreloj.

Por suerte los novios querían una cosa sencilla, y no complicarse la vida la semana antes de su gran día.

MATERIALES SENCILLOS

Era agosto y muchos proveedores se encontraban de vacaciones, necesitábamos algo disponible ya, al día siguiente de la propuesta para ponernos a trabajar.

Utilizamos dos palés, botellas de vino y cuerda de pita.

PROCESO

Lijamos los palés y los barnizamos con un poquito de color, para que después la cuerda resaltara un poco.

Limpiamos las botellas, dejándolas en agua una noche y quitando las etiquetas con un rascavidrios.

Para unir las botellas a las tablas de los palés usamos un nudo de amarre (benditos hábitos senderistas). Combinamos el cuadrado con el diagonal para que fuera más vistoso:



¡Y prácticamente ya estaba!

UN DETALLE PERSONAL

Cada botella se decoró con una flor roja y otra morada, los colores favoritos de los novios.

Además, para que todo el mundo pudiera llevarse un recuerdo, colocamos hilos de varios colores entre las tablas y colgamos fotos de la feliz pareja.

RESULTADO FINAL


Estas son las fotos de cómo quedan los palés en el recinto de la boda.



Para dar continuidad al estilo natural que la madera y la cuerda daban al seating plan, pusimos a disposición de los novios
nuestra sillita de costura, e hicimos unos carteles, también con tablas de palé para dar la bienvenida…¡A la boda del año!




¡Que vivan los novios!

¡Gracias por leer!